Carolina Calzada es una consultora en color que llegó a este mundo a través del marketing. Ella trabaja con las industrias desde su empresa, Calzada Fox, para ayudarlas a beneficiarse del uso del color adaptándolo a sus objetivos: desarrollo de productos, creación de marca, entrada en nuevos mercados… Hoy hablamos sobre  el poder del color.

 

¿De qué manera puede el color mejorar nuestra vida?

De muchas maneras. Actualmente en Calzada Fox nos enfocamos a estudiar la capacidad del color para mejorar la vida en las ciudades, por ejemplo, cómo puede ayudar a la reducción del calentamiento global y en otras áreas dentro de la sostenibilidad. También en el bienestar y la integración social: desde el diseño de oficinas a hogares o espacios públicos, todos pueden verse beneficiados por un uso del color mejor pensado. Y puede mejorar la inclusividad en los espacios para aquellas personas con algún impedimento visual, como problemas de visualización de color. Pero también si tienes predisposición genética a alguna enfermedad mental te puede ayudar a que no se agudice. Ahora estamos trabajando en un proyecto en México para pintar el área de espera de un hospital para niños con enfermedades mentales, para reducir la ansiedad y el nerviosismo en sus familiares.

 

¿Qué tiene que ver el color con la reducción del calentamiento global y la sostenibilidad?

Es una de las cosas que más influyen en el calentamiento global. Un proyecto del gobierno con la ciudad de Nueva York consiguió reducir la temperatura de la ciudad de dos a tres grados al pintar sus tejados de blanco, en lugar del negro habitual. Además se redujo el número de suicidios. Entonces, si lo pintáramos todo en blanco conseguiríamos reducir la temperatura de las ciudades, pero, ¿nos gustaría vivir en espacios totalmente blancos?

Este dato demuestra que realmente sí influye el color de un edificio. A partir de eso en Calzada Fox hemos creado el Colour Manifesto, que ayuda a los arquitectos y a los organismos gubernamentales que planifican las ciudades a valorar el color más allá de la estética. El año pasado comenzamos unas charlas con un estudio global de arquitectura explicándoles las implicaciones que tiene, para que ellos empezaran a especificar el color desde el principio del proyecto, pensando en los beneficios en sostenibilidad y a la hora de crear espacios en las ciudades. Hablamos de cómo pintar una fachada de un color que refleja en la fachada de enfrente genera una invasión del espacio interior, o que el empleo de cristales tintados con tonalidades en los balcones puede causar un aumento de la temperatura interior.

 

¿Existe entonces un problema de falta de formación y de conocimientos sobre el color en arquitectura?

Sí, porque en la universidad aprenden a utilizar el color artísticamente y no desde el punto de vista comercial, y su sistema de trabajo les lleva a utilizar siempre una misma paleta que les funciona. A veces quieren hacer las cosas de una manera diferente, pero no pueden por la intervención de los planificadores urbanos gubernamentales, que terminan eligiendo el color. También influye la creencia de que la pintura blanca es más barata. Desde el punto de vista de la sostenibilidad no es mala idea, pero hay que pensar de qué manera se puede combinar con otros colores. Hacemos muchos workshops y webinars para expandir sus conocimientos sobre combinación de colores. El ser humano se siente más atraído por colores armónicos y a veces los arquitectos sienten que no tienen los suficientes conocimientos para crear esas armonías. Por eso trabajan con empresas como nosotros.

 

¿Se puede concebir el diseño prescindiendo de la toma de decisiones sobre color?

Si diseñas producto tu objetivo es despertar interés en los consumidores, por lo que el color es clave, pero todo depende de cómo realices tu proceso creativo. Los estudios de arquitectura acostumbran a definir sus materiales al principio y se excusan en que eso limita su paleta de color. Pero no es así, porque actualmente los materiales se presentan en muchas gamas de color. Los decoradores crean paletas de color en sus moodboards, por lo que dan más importancia a las combinaciones y a crear armonías.

 

 

¿Cómo se crea una tendencia de color?

La creación de tendencias es un trabajo fascinante porque te da la posibilidad de investigar y hablar con personas que piensan de una manera muy diferente y ver el mundo desde otra perspectiva. Uno de los métodos que mejor funciona es la organización de paneles a los que invitamos a expertos de diferentes áreas para que hablen con nosotros sobre el futuro. En decoración se hacen tendencias cada dos años, para automoción se hacen entre cinco y diez años por adelantado. Son proyectos de investigación en los que miramos hacia otras áreas como los movimientos económicos, ecológicos o artísticos. Las tendencias tratan de servir como material de ayuda para identificar movimientos en los comportamientos de los consumidores: qué es lo que le va a gustar, en qué ambiente va a vivir…

 

 

¿Cree que esta crisis va a cambiar las tendencias en color?

Por supuesto, pero ya se preveían cambios radicales, aunque no se hubiera identificado la fuente. Nos estábamos ya preparando para una crisis, pero que se pensaba que estaría vinculada a desastres ecológicos, porque realmente las tendencias suelen empezar siempre a raíz de un problema. Las tendencias están evolucionando porque el consumismo está cambiando. Menos es más y vamos a querer tener menos posesiones y pasaremos a elaborar macrotendencias a más largo plazo.

Sin embargo, después de la tormenta siempre viene la calma y esperamos que después de esta crisis surjan nuevos movimientos creativos y oportunidades de transformación. Por eso es muy importante que la comunidad de diseñadores este en contacto y una forma es a través de hablar de tendencias y colores.

 

¿Puede el color ayudarnos en un momento de crisis como el actual?

La psicología del color aplicada al bienestar será de gran ayuda después de esta crisis. Nos enfrentaremos a problemas de salud mental por la pérdida que estamos afrontando, por lo que necesitaremos enfocarnos en olvidar y mirar hacia adelante. Los gobiernos necesitarán invertir en programas de bienestar y una forma sencilla de hacerlo es a través del uso del color.

Hace unos días publicamos en Instagram tres colores que por sus características nos pueden ayudar:

  • Naranja con tonos rojizos: es un color que nos da energía, humor y fortaleza, puede ser utilizado en las reuniones online que todos estamos teniendo o para ayudar a la imagen de tu marca online.
  • Amarillo pálido (vainilla): nos habla del futuro tecnológico, es un color amigable por sus tonos fríos.
  • Verde turquesa oscuro: los azules y verdes nos dan armonía y ayudan a la relajación en momentos de tensión, contribuyendo a que seamos positivos.

 

Se suele hablar de la influencia del color en las emociones, pero ¿qué tiene que ver el color con la economía o la política?

El color se ve influenciado por asuntos políticos y económicos cuando diseñas tendencias de color, porque reflejan el estado social. Por ejemplo, esta nueva distancia social puede hacer que la gente desee casas más cálidas, con espacios que les hagan sentir mejor. El color en decoración se utiliza de una forma funcional y se centra en cómo beneficiar al usuario y ayudar a que los espacios cumplan una función.

 

¿Con el confinamiento actual que vive occidente seremos más conscientes de la importancia del color en nuestros interiores?

Espero que sí. A veces elegimos nuestros colores basados en nuestros gustos y no en la función del espacio. La mayoría de las veces es por desconocimiento de cómo formar una paleta de color o porque no entendemos demasiado de las características de cada color. Por eso en Calzada Fox queremos democratizar el color y hacerlo más accesible a diseñadores y usuarios a través de cursos online.

 

¿Cómo trabajan en Calzada Fox?

Ya había trabajado con Justine Fox, que es colorista, anteriormente y pensamos en montar una compañía en la que pudiéramos trabajar con gente que nos gusta haciendo proyectos que nos gusten. Así que nuestro equipo está formado por colaboradores que nos aportan algo y de los que seguimos aprendiendo día a día. Nuestros servicios están muy enfocados a la formación, para ayudar al profesional a tener en cuenta el color desde el principio de cualquier proyecto. Para ello ofrecemos desde programas educativos a consultoría. Pero también seguimos desarrollando producto con algunos de nuestros clientes y creando publicaciones.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies