¿Cómo definirías tu hogar? ¿Qué lo hace diferente a otros? ¿Crees que se trata de una idea universal? En cierta medida, este concepto reúne una serie de características que describen la sociedad en la que vivimos y las circunstancias actuales.

En Connections by Finsa hemos recuperado cinco elementos que explican cómo construimos este espacio desde lo individual a lo colectivo:

 

El hogar como calma

Al final del día nada como tener nuestro espacio de relax, por ello el mindfulness cobra mayor importancia como una tendencia para aplicar en el interiorismo de nuestras casas. ¿No sabes cómo? En este post compartimos algunos consejos.

En este momento de parón, además, conviene centrarse en sacarle potencial a nuestras casas a través de… la nada. La práctica de niksen, una tendencia que ya analizamos en Connections by Finsa, ayuda a aportar la dosis de calma necesaria que hace de ese lugar tu lugar. Si te resulta complejo saltar del ritmo incesante a la nada, ¿qué tal si empiezas a decrecer aplicando una tendencia slow en el hogar?

https://www.instagram.com/p/B-IEtS1HJlD/

 

 

El hogar como refugio

En ocasiones, sentimientos como la soledad pueden aparecer incluso si convives con más personas en tu hogar. Sin duda, nuestra casa es también ese espacio que calma nuestras emociones y cubre nuestras necesidades, como había recogido IKEA en uno de sus últimos informes sobre los productos favoritos de sus consumidores.

Esta idea del hogar como refugio había sido una de las propuestas destacadas -y ya asentadas- de la edición de 2017 de Casa Decor a través de Global Refuge, un experiencia inmersiva diseñada por el estudio Cenlitrosmetrocadrado.

 

 

El hogar digital

Internet. ¿Qué haríamos sin él? Define nuestros hogares en cuanto que los convierte en una especie de hub tecnológico. Es una tendencia reflejada especialmente en la población millenial pero, en tiempos de confinamiento, no nos engañemos… constituye un básico para trabajar, entretenerse y mantener contacto con nuestros seres queridos. No se trata de que tu casa sea una smarthome, un básico como un teléfono móvil puede mantenernos al día de todo lo que ocurre fuera (si es que no quieres cultivar JOMO en lugar de FOMO, claro).

El hogar introspectivo

Si el ruido digital molesta, podemos conectar con nuestro hogar a través del mindful cleaning. Esta época es ideal para transformar el espacio y potenciar la calma. Más allá de Marie Kondo hay cleanfuencers y organizadores profesionales que ofrecen consejos para mantener el equilibrio de la casa.

Esta introspección que a veces buscamos se entiende muy bien con la sostenibilidad y el movimiento fixer: reutilizar y reparar tus objetos en lugar de adquirir productos nuevos. No te preocupes si no logras arreglarlos, el kintsugi nos enseña a cultivar la filosofía de la imperfección como algo bello.

 

 

El hogar y su vecindario

La economía colaborativa y la proximidad llevan al último punto que define un hogar, y es que sin tu vecindario tu casa no sería tu casa. Tras la crisis del coronavirus se está reactivando el movimiento de activistas de barrio, denominado localvist. Y recuerda que puedes conocer a tus vecinos y vecinas manteniendo la distancia social a través de estas apps que te descubríamos.

https://www.instagram.com/p/B-FdFUWDdCL/

 

 

¿Qué características cumple tu hogar? ¿Cuál adquiere mayor peso en tu opinión? Cuéntanoslo a través de redes sociales con el hashtag #ConnectionsByFinsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies