Visitar la exposición ¡Funciono! Porque soy así es como sumergirse en la historia del diseño más cercano. Objetos que utilizamos a diario sin apenas reparar en ellos llaman aquí nuestra atención sobre su aspecto y su función, pero sobre todo por cómo han cambiado nuestras vidas. ¿Alguien sabe cómo recordábamos algo antes de que existiesen los post-it?

Juli Capella, un apasionado de los objetos que sabe contar su historia mejor que nadie, está detrás de esta exposición. De entre las casi un centenar de invenciones expuestas elige tres que representan tres acercamientos diferentes al diseño: “Uno tiene un valor más social, otro más utilitario y otro un valor más estético. Creo que ahí está el encanto del diseño, en que tiene valores muy diferentes”.

https://www.instagram.com/p/B8jK6ivC3jR/?utm_source=ig_web_copy_link 

Abaratar: el bolígrafo BIC

“El bolígrafo BIC me parece una obra maravillosa. Logra una cosa fantástica, que es democratizar la escritura. No cuesta ni un euro y funciona impecablemente. Puedes hacer unos 2 kilómetros de tinta. Nunca he logrado acabar uno, antes los pierdes o te los roban”, afirma Juli Capella.

La exposición está dividida en 10 estrategias que siguen los objetos y una de ellas es abaratar. “Creo que es un aspecto muy importante, porque demuestra que el diseño no es solo para gente rica”, señala Capella, y el bolígrafo BIC sería el mejor ejemplo.

Inventado por Marcel Bich tras comprar a los hermanos Biro la patente del bolígrafo, está considerado el utensilio de escritura manual con mejor diseño del mundo y forma parte de la colección permanente del MOMA de Nueva York y del Centro Pompidou de París.

El bolígrafo BIC forma parte de la exposición funciono porque soy así

Multifuncionar: la navaja suiza

“Representa una forma de querer dar un servicio en muchos aspectos. Sirve para cortar, pero también sirve para serrar, tiene luz, abrir una lata, desatornillar, tiene pinzas para sacarte algo que te has enganchado, y un largo etcétera. Me gusta ese valor casi de poderte salvar la vida. Si vas a una isla desierta, ¡ojalá lleves una navaja suiza!”.

Para Juli Capella esta navaja, diseñada por Karl Elsener en 1891 para el ejército suizo, es el objeto multifunción por excelencia. El smartphone sería lo mismo de la era digital, porque también desempeña diversas funciones: es teléfono, linterna, cámara de fotos, agenda… “El smartphone es la navaja suiza del siglo XXI”.

La navaja suiza es uno de los objetos de la exposición funciono porque soy así

Estilizar: exprimidor Juicy Salif de Philippe Starck

El contrapunto a estos dos objetos lo aporta el icónico exprimidor con forma de araña de Philippe Starck. “Es un objeto que no sirve para nada: cuando quieres exprimir una naranja el líquido se cae por los lados y es tan alto que hay que agarrarlo con la mano porque es inestable”, explica Juli Capella, “pero tiene el valor simbólico de una pequeña escultura que ha entrado en tu cocina”.

En ¡Funciono!, Juici Salif representa el valor estético del diseño. Y es que ya el propio Starck señalaba que “no está pensado para exprimir limones, sino para iniciar conversaciones”.

Exprimidor Juicy Salif en la exposición funciono porque soy así

 

¡Funciono! Porque soy así se puede visitar hasta el día 1 de marzo en el Fernán Gómez Centro Cultural de 10 a 21 horas.