¿Cómo podemos reducir la cantidad de basura electrónica que generamos en una época hiperdigitalizada? No te pierdas nuestro reportaje analizando este reto medioambiental y, a título individual, sigue estos cinco consejos que te proponemos:

  1. Reduce: No, no necesitas el último modelo de teléfono que te ofrezca unos cuantos megapíxeles más. No te dejes llevar por el consumismo y apuesta por productos que garanticen su durabilidad.
  2. Reutiliza: Puede que a alguien le sirva ese teléfono que “solo sirve para hacer llamadas”. Antes de tirarlo, piensa si se le puede dar una segunda vida útil regalándolo o donándolo a alguna entidad solidaria de tu zona.
  3. Repara: O que te lo reparen. Si eres manitas, la comunidad fixer comparte en internet manuales, tutoriales y todo tipo de consejos para echarte una mano en arreglar casi lo que sea, desde un pequeño electrodoméstico hasta un vehículo.
  4. Recicla: Por criterio medioambiental, pero también por la economía sostenible. Según la revista Environmental Science & Technology, resulta trece veces más caro extraer los minerales de yacimientos naturales que recuperarlos a partir de desechos tecnológicos. Y si los reciclas, asegúrate de que lo haces en un punto limpio adecuado para ello.
  5. Difunde esta información: La sensibilización es clave para reducir la basura electrónica. Comparte de la manera que prefieras, desde aquí te sugerimos que lo hagas en redes sociales a través del hashtag #ConnectionsByFinsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies