¿Estudiar una oposición para conseguir un trabajo fijo? ¿Luchar para llegar a lo más alto en la carrera profesional? La generación de las personas nacidas entre principios de los 80 y mediados de los 90 no tiene las mismas aspiraciones laborales que sus padres, baby boomers. Este grupo busca trabajos con propósito, tiempo libre de calidad y cuida de su salud mental. Os adentramos en esta nueva tendencia: YOLO.

¿Qué significa YOLO?

YOLO significa You Only Live Once: solo se vive una vez. Estas siglas dan nombre a una tendencia socioeconómica que consiste en dejar empleos estables y tradicionales para arriesgarse a emprender o buscar un entorno que favorezca la satisfacción personal y laboral.

The New York Times publicó el artículo “Welcome to the YOLO Economy” tras detectar que algunos trabajadores estadounidenses estaban abandonando sus puestos para empezar nuevos negocios. El periodista Kevin Roose decidió recoger sus testimonios. Uno de ellos fue el de Brett Williams, un abogado de 33 años que renunció a su estatus de socio y al salario de una gran empresa para aceptar otro en la pyme de su vecino. ¿Qué consiguió con ello? Una de sus metas: dedicar más tiempo a su familia.

 

¿Quién se puede lanzar a la economía YOLO?

Esta tendencia tiene unos claros impulsores: millennials. A esta generación se le educó con la siguiente máxima: si estudias, tendrás un buen trabajo y una buena vida. Pero… ¿es esto suficiente? No, estas personas jóvenes también valoran la salud emocional y psicológica, poder mejorar su calidad de vida y perseguir sus sueños.

Según una reciente encuesta de Microsoft, más del 40 % de los trabajadores a nivel mundial están considerando dejar sus empleos este año. A pesar de todo esto, la economía YOLO no es para todo el mundo. Las personas que se lancen a emprender deben tener un colchón financiero para mantenerse a corto plazo, o haber practicado el movimiento FIRE, del que te hablábamos en este reportaje.

 

YOLO, ¿una tendencia post-covid?

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus generó incertidumbre en todos los aspectos de la vida, especialmente en el ámbito laboral. Muchas empresas cerraron o se acogieron a expedientes de regulación temporal de empleo. En este contexto, el entorno VUCA vuelve a estar vigente. Este acrónimo describe la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad en el ámbito empresarial.

La pandemia también cambió el modo de pensar de las personas. El confinamiento consiguió que se valorase más la familia, las amistades, el tiempo libre y los momentos de ocio. Se produjo el regreso al pueblo, a la casa originaria y a las raíces. Esto motivó un éxodo de las oficinas en las grandes ciudades al rural. En este reportaje de Connections by Finsa, “Los nuevos nómadas: trabajar donde y como quieras”, hablamos de los nómadas digitales y del cambio en cómo nos relacionamos laboralmente.

YOLO no es una tendencia exclusivamente post-covid, pero esta situación anómala sí que la ha impulsado. Incluso se está replanteando si puede afectar a nivel macroeconómico, como explica El Blog Salmón.

Así, la economía YOLO se suma a otras tendencias como el job hopping, que representa otra práctica de los trabajadores más jóvenes que suelen cambiar de empleo cada dos años en busca de mejores salarios y condiciones laborales.

Veamos algunos ejemplos que nos inspiran:

  • La revista S Moda de El País cuenta la historia de Andión, una firma de moda gallega. Su fundadora trabajaba en grandes marcas del sector textil, pero dejó su trabajo para confeccionar blusas artesanales en el taller familiar fundado en los años 70.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ANDIÓN (@andion_clothing)

 

  • Antiqüa es una firma española de joyas que nació en plena pandemia. En el día a día, sus creadoras, Itziar Aguilera y María Monge, no tenían tiempo de parar y pensar en sus sueños. Durante la cuarentena, al pasar tanto tiempo en casa, se lanzaron a emprender. Puedes leer su historia en VOGUE.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Antiqüa (@antiqua.store)

 

  • La vlogger china Li Ziqi se mudó de la gran ciudad al campo para fomentar un estilo de vida autosuficiente y rescatar viejas costumbres. Esta tendencia es conocida como FUGU y empieza a despertar auténtica adicción.

 

Y tú, ¿te atreverías a sucumbir a la tendencia YOLO? Cuéntanoslo en redes sociales a través del hashtag #ConnectionsByFinsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies