¿Alguna vez te has dormido plácidamente escuchando cómo cae la lluvia en tu ventana, o el canto de los grillos en el campo? Estos sonidos son ruido blanco. Se consideran ruidos blancos los sonidos homogéneos y constantes que impiden que otros rumores destaquen por encima de ellos. Esto sucede porque contienen todas las frecuencias audibles por el oído humano.

También se conocen como “ruidos de banda ancha” porque cubren múltiples bandas de sonido oíble. Algunos ejemplos serían el sonido de un televisor o radio sin sintonizar, el traqueteo de un tren o el romper de las olas del mar.

Este concepto está relacionado con el ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma), pero difiere. Como explicamos en el reportaje de Connections by Finsa “¿Qué es el ASMR y cómo nos influye?”, el ASMR constituye la sensación de relajación que experimentan algunas personas al escuchar determinados sonidos repetitivos, como pasar las páginas de un libro o teclear en un ordenador. Mientras, el ruido blanco cancela y enmascara otros sonidos. Veamos sus utilidades y beneficios.

 

Borrar la contaminación acústica

El ruido blanco, que se caracteriza por tratarse de un sonido constante, tiene como principal objetivo anular otros rumores del entorno que sí producen sobresaltos. Por ello, en ayudar a la concentración, a la relajación y al descanso radica su principal beneficio.

Así, el ruido blanco se distingue por mejorar la conciliación del sueño en bebés y en adultos. Pero, ¿es realmente útil? ¿puede llegar a perjudicar? La doctora María José Lavilla explica en la página del programa Saber Vivir, de Televisión Española, que: “El ruido blanco puede ser recomendable en personas que viven en ciudades y tienen el sueño muy ligero, y también para personas que están acostumbradas a dormir con el ruido de fondo del tráfico rodado”.

La contaminación acústica ya está señalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública y es una de las principales dificultades de la sociedad contemporánea. El diseño de interiores cada vez le otorga más importancia a construir espacios con confort acústico. El ruido blanco se presenta como una solución para enmascarar esta contaminación.

 

¿Dónde encontrar ruido blanco?

La primera fuente de este tipo de ruido es la naturaleza – el sonido de la lluvia o de las olas del mar –, que inunda multitud de vídeos de YouTube y listas de reproducción en Spotify. Al igual que el sonido de lavavajillas, lavadoras, televisiones… que se convierten en las voces protagonistas de multitud de podcast.

 

En nuestra curación “Las mejores listas de ruido blancopodrás descubrir interesantes playlists con horas y horas de contenido para diferentes propósitos.

La tecnología también se ha rendido al ruido blanco, de modo que existen multitud de pequeñas máquinas que emiten estos sonidos suaves, continuos y en la misma frecuencia. ¿Se convertirán en el próximo gadget que estará en todos los hogares del mundo?

 

Una de las máquinas de ruido blanco más destacada en Amazon

 

El negocio de crear white noise

Según Bloomberg, algunas personas que se dedican a producir white noise o ruido blanco consiguen retribuciones mensuales superiores a los 18.000 dólares. En su reportaje “Los podcasters de Spotify están ganando 18.000 dólares al mes con nada más que ruido blanco”, entrevistan a Todd Moore, del podcastTmsoft’s White Noise Sleep Sounds”. Moore cuenta en Bloomberg que sus episodios de ruido blanco reciben alrededor de 50.000 escuchas al día.

La plataforma Medium también se ha interesado por el negocio que hay detrás de las pistas de ruido blanco, por lo que publicó en OneZero un reportaje sobre la empresa Ameritz que, con el sello discográfico Peak Records, alimentan cientos de perfiles de artistas de Spotify con ruido blanco. El editor Pedro Slattery estima que sus principales perfiles ingresan alrededor de un millón de dólares al año.

 

Ruido rosa y ruido marrón

No solo de ruido blanco viven las redes. También del rosa y del marrón.

El ruido rosa igualmente contiene todas las frecuencias audibles, pero las bajas tienen más potencia. Por ejemplo: las hojas, el viento o los latidos del corazón. Si el blanco ayuda a conciliar el sueño, el rosa aumenta la memoria.

 

En las últimas semanas se ha hecho viral en TikTok el ruido marrón, más profundo y donde las frecuencias bajas del espectro de sonido son las más relevantes. Un buen ejemplo está en el ruido de un trueno. Su principal beneficio estriba en que ayuda a la concentración y los usuarios de TikTok no pueden dejar de subir vídeos de sus reacciones al escuchar por primera vez ruido marrón.

@natalyabubb

#brownnoise #brownnoisers #adhdinwomen #adhdcheck #adhdtipsandtricks #adhdhacks #adhdhavks #adhdproblems #adhdsquad

♬ Brown noise – Pure Brown Noise – Power of Noise

La contaminación acústica de las ciudades, el ritmo de vida frenético o la luz de las pantallas dificultan el descanso de las personas. Por ello, estos remedios accesibles para todos se están volviendo tan relevantes en las plataformas de streaming y en las redes sociales.

 

Y tú, ¿has utilizado alguna vez ruido blanco, rosa o marrón? Cuéntanoslo en redes sociales a través del hashtag #ConnectionsByFinsa.