Mayor nivel de estudios, pensiones más elevadas, mayor conciencia de sus derechos, usuarios de las nuevas tecnologías y con modelos de ocio más sofisticados. Estas son algunos de los rasgos que caracterizan a las nuevas generaciones de mayores. Los ‘abuelos y abuelas’ de hoy, y sobre todo de mañana, presentan un perfil muy diferente al de generaciones anteriores y quieren para sí nuevos modelos de viviendas para disfrutar los últimos años de vida y para afrontar los niveles de dependencia que acompañan al envejecimiento.

A continuación, puedes ver algunas de las opciones más destacadas que nos hemos encontrado:

Cohousing senior

Las viviendas colaborativas son soluciones habitacionales que no pasan por la compra ni por el alquiler, sino por la cooperativa y por el derecho de uso. El modelo tipo suele estar formado por una vivienda de unos 60 m2, equipada, con baño, cocina, un par de habitaciones y en una urbanización con servicios comunes como limpieza, cocina, zonas de ocio (sala de cine, cafetería, jardines…) portero y servicio de enfermería 24 horas.

El cohousing senior es una manera de resolver el aislamiento que experimenta mucha gente, y de recuperar el apoyo de la vecindad perdido. Las personas interesadas en estos proyectos son muy diferentes como individuos, pero unidas en el deseo de evitar la soledad y de ser responsables de sus propias vidas. Valoran vivir en una comunidad activa donde conocen y pueden confiar en sus vecinos. Toman las decisiones en conjunto y se autogestionan.

La cooperativa Trabensol, en Torremocha del Jarama (Madrid), fue una de las pioneras en España.

Edificios intergeneracionales

En la Plaza de América de Alicante se encuentra desde 2008 un edificio que rompió moldes. Se trata de una iniciativa del programa social de Patronato Municipal de la Vivienda de Alicante (PMVA) que combina 72 viviendas intergeneracionales con dos servicios de proximidad: un centro de salud y un centro de día para personas mayores.

El proyecto arquitectónico busca facilitar la permanencia de las personas mayores en un entorno confortable y facilitador, así como complementar esta experiencia con el intercambio con jóvenes, para enriquecer las vivencias de ambos y contribuir a su calidad de vida. Conecta con la calle y facilita los recorridos interiores proporcionando espacios amplios y luminosos que se concatenan de forma clara y accesible, y donde resulta sencillo orientarse. La iniciativa intenta aunar el espacio físico y arquitectónico con las necesidades específicas de las personas mayores.

 

Apartamentos con servicios

En EE.UU. son populares los apartamentos con servicios o también llamadas viviendas de vida asistida. Este tipo de solución habitacional está integrada por pequeñas viviendas de un dormitorio, sala de estar y cocina, y en la planta baja hay servicios comunes donde poder jugar a las cartas, tomar un café, leer, hacer una actividad grupal, practicar deporte, ir a la peluquería…. También albergan consulta para las visitas médicas. No es un hospital, son espacios muy domésticos y confortables pensados para mayores de 65 años hasta que sean dependientes, de compra o alquiler. Se diferencian del cohousing senior en que el diseño y la gestión de la instalación no la desarrollan los propios usuarios sino una empresa o entidad ajena.

 

Viviendas comunitarias

Uno de las viviendas comunitarias más premiadas en los últimos años la encontramos en Barcelona: La Torre Júlia. En el mismo terreno coinciden un centro deportivo, una residencia y un edificio de viviendas tuteladas para gente mayor, generando a su alrededor un espacio público que se extiende desde la calle hasta definir una plaza que da acceso a los distintos equipamientos.

El edificio, con sus 17 plantas, se divide en tres partes. Cada comunidad tiene asociada un espacio amplio, donde se organizan la mayor parte de las actividades comunitarias de los usuarios. Estos espacios constituyen el corazón de la propuesta y se expresan en fachada de una forma muy clara apareciendo como si se tratase de una viga empotrada.

Pasillos anchos con vistas a la ciudad, escaleras recorriendo el exterior, dobles espacios y cubierta soleada configuran un edificio pensado para que la gente mayor tenga la posibilidad de socializar y disfrutar de las actividades en comunidad. En el siguiente vídeo, ellos mismos lo explican y hacen de guías…

 

Pueblos para personas con demencia

Hogeweyk es una comunidad donde solo viven personas con demencia. Está situada en Weesp, al sureste de Amsterdam (Holanda). En sus espacios, la vida se organiza de tal manera que permite a sus habitantes relacionarse entre sí con la sensación de independencia similar a la que disfrutaban antes de padecer la enfermedad. En cada una de sus 27 casas viven 6 o 7 residentes, agrupados por afinidades, con una edad media de 85 años y todos con demencia moderada o severa. Los residentes pueden moverse libremente, ir al supermercado, al restaurante, a disfrutar de una obra de teatro… Todos los trabajadores del recinto tienen formación en cuidado de personas con deterioro cognitivo, conocen a cada residente y controlan discretamente lo que pueden y no pueden hacer. El objetivo es que las personas enfermas mantengan su nivel de autonomía durante el mayor tiempo posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies