Europa ha marcado el camino. Desde ahora las nuevas edificaciones privadas han de cumplir los estándares de los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo. Es decir, con escasa demanda energética y recurriendo a fuentes renovables. En el sector, sin embargo, ya habían comenzado a recorrer este camino acogiéndose, en su mayoría, a los estándares marcados por la certificación internacional Passivhaus. Esta es solo una muestra.

El confort de una vivienda unifamiliar de consumo casi nulo en Tarragona

La primera vivienda unifamiliar certificada Passivhaus en la provincia de Tarragona fue diseñada por Energiehaus y construida en 2018 en L’arboc. La vivienda se caracteriza por su eficiencia energética gracias a su envolvente aislada según los requisitos Passivhaus, permitiendo un bajo consumo y un gran confort en el espacio interior. La orientación y el diseño están pensados para aprovechar al máximo el recorrido solar, la iluminación natural y la ventilación cruzada. En cuanto a los materiales se han utilizado aquellos de bajo impacto ambiental como la madera, con el uso de SuperPan Tech de Finsa, para conseguir la hermeticidad.

La vivienda unifamiliar de L’arboc, diseñada por Energiehaus, utiliza la madera para su estructura.

 

La primera residencia de ancianos Passivhaus de Cataluña

Diseñada por el despacho de arquitectura Genars, la residencia de mayores Mirador de Gracia de Barcelona pretende ser la primera residencia geriátrica Passivhaus de Cataluña. El objetivo de la certificación es ofrecer un alto de nivel de confort -tanto en verano como en invierno- para un sector de la población que requiere temperaturas estables y una alta calidad del aire interior. Mediante la consultoría Passivhaus, se realizó un estudio térmico y lumínico del edificio de 6.575 m2 construidos.

Imagen: Genars. La residencia de mayores Mirador de Gracia aspira a convertirse en la primera residencia Passivhaus de Cataluña.

 

Madera autóctona para el albergue de peregrinos de Zegama

El proyecto de albergue para el Camino de Santiago, diseñado por los arquitectos Natxo Ibarretxe e Iñaki del Prim, se ubica junto al Parketxe de Andueza, en la localidad guipuzcoana de Zegama. La idea es que el espacio sea reconocido como un Edificio de Consumo Casi Nulo y que cumpla con todos los requisitos para convertirlo en el primer edificio de uso terciario y público con declaración Passivhaus en Euskadi. El edificio se construye en su totalidad con madera autóctona o de kilómetro 0, tanto en el interior como en la fachada.

Imagen: Jorge Allende. El albergue tiene capacidad para 12 peregrinos y está construido con madera tanto en la fachada como en el interior.

 

El textil se suma a la arquitectura sostenible en Valencia

La nueva sede de Artica Textile, consolida la apuesta de la marca por la arquitectura eficiente y sostenible, convirtiéndose en el Primer Edificio EECN Certificado Passivhaus de su sector. Basado en este conocido estándar de construcción pasiva internacional, se consiguen unas condiciones de demanda de energía verdaderamente bajas (en torno a un 90% menos que un edificio convencional) y un grado de confort para los trabajadores enormemente elevado. La demanda energética se reduce en un 90% con respecto a un edificio internacional.

El arquitecto Carlos Martínez, el arquitecto técnico Tomás Martínez Valls o la proyectista Passivhaus Ética Arquitectura, son parte del equipo que han hecho posible estas oficinas.

 

Un nuevo modelo de cooperativa de vivienda eficiente

La cooperativa de viviendas Laborda no solo es una edificación de consumo de energía casi nulo, sino todo un modelo de sostenibilidad. Está basada en la participación tanto en el diseño, como en la construcción y en su uso. Esa autopromoción y gestión colectiva es lo que hace singular al proyecto que opta por el uso de materiales reciclados o reciclables y de origen biosférico. Desde el punto de vista energético se basa en una reducción de la demanda, un diseño bioclimática con niveles aislamiento por encima normativa, máximo aprovechamiento solar, ventilación cruzada y patio cubierto, consiguiendo así un gran confort. Se trata de uno de los mayores edificios construidos en madera en Barcelona.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lacol (@lacolarq)

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies