Si tu oficina no se parece a estas, prueba a compartir este post con tu jefe. Los edificios con certificado WELL están diseñados pensando en la salud y el bienestar de sus usuarios. Si juegas bien tus cartas tal vez acabes trabajando en un entorno WELL como estos que te presentamos.

WELL Platinum

CUARTEL GENERAL DE ASID, Washington DC

La sede de la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores fue el primer edificio del mundo en conseguir la certificación WELL Platinum. Su objetivo era “mostrar las muchas formas en que el diseño puede afectar positivamente la salud y el bienestar de los empleados al tiempo que aumenta la eficiencia de los recursos”, según su CEO Randy W. Fisher.

PARQUE TECNOLÓGICO ACTIÚ, Alicante

La sede corporativa de Actiu fue el primer proyecto en España y el quinto en todo el mundo en recibir el certificado Well 2.  “El contenedor era muy eficiente pero nos faltaba aportar un mayor bienestar para las personas en el contenido, es decir, en el interior del edificio. Queríamos configurar un espacio más eficiente, más amable y más colaborativo”, explica el responsable de bienestar corporativo en Actiu, Pablo Amorós

AMPERE e+, Paris

La sede de SOGEPROM en el corazón de La Défense, el distrito de negocios parisino, recibió la certificación platino tras su reforma. Ampere e+ es un edificio de los años 80 que se renovó completamente incorporando las novedades tecnológicas, como una aplicación móvil que permite controlar la iluminación y la temperatura en los espacios de trabajo.

 

WELL Gold

CASTELLANA 81, Madrid

El proyecto de Ruíz Barbarín consiguió respetar la esencia del icónico edificio de Sáenz de Oiza incorporando los últimos avances para convertirse en referente de sostenibilidad, eficiencia y confort. Uno de los criterios para obtener el certificado WELL el de promover el ejercicio físico entre sus empleados y para ello cuenta con aparcamientos exclusivos para bicicletas, así como con duchas y vestuarios.

SCENEO, Bezons

Este edificio de oficinas diseñado por el estudio HRO en el entorno parisino fue el primer edificio con certificado WELL en Francia. Al confort acústico y luminoso se unen unas impresionantes vistas sobre el Sena que se obtienen desde el comedor, situado en la última planta.

OFICINAS CUNDALL, London

Estas oficinas londinenses fueron el primer edificio europeo en lograr la certificación WELL. El espacio incorpora elementos surgidos del trabajo de esta consultora en materia de acústica y biofília, como una pared verde activa, los divisores enrejados con plantas y pantallas acústicas integradas.

 

En proceso

OXXEO, Madrid

Edificio de diseño sostenible y vanguardista concebido por Rafael de la Hoz que se encuentra en pleno proceso de certificación para la obtención del certificado WELL. Entre sus aciertos, la gran celosía estructural exterior que permite maximizar la luz natural de las plantas y la amplitud del espacio interior.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies