Los centros comerciales y las tiendas asociadas a ellos son uno de los grandes damnificados de la pandemia a nivel económico. Su fortaleza a nivel comercial, el de ser un espacio cerrado que no depende de la meteorología y con una rotación de gente extraordinaria, se ha convertido en una debilidad por culpa de la covid-19. De hecho, al ser posibles focos de transmisión de la enfermedad, han permanecido cerrados en los lugares donde el virus ha golpeado con más fuerza. Pero con la llegada de la nueva normalidad sus puertas se han reabierto.

Aquí te contamos cómo los centros comerciales están logrando esquivar a la covid-19 y qué medidas cambiarán el sector.

 

Controles de temperatura, distancia social y pagos ‘contactless’  

Cuando a finales de abril la mayor compañía de centros comerciales de Estados Unidos, Simon Property Group, confirmó que estaba listo para reabrir 49 malls en todo el país nadie se extrañó de los cambios que experimentaría el consumidor al volver a poner un pie en ellos. Estas modificaciones seguían las recomendaciones básicas de las autoridades sanitarias donde se priorizaba el uso de mascarilla, la toma voluntaria de temperatura, la reducción de aforo y los pagos por medios contactless. Algo que se fue generalizando por todo el mundo y que confían en que sea temporal.

 

https://www.instagram.com/p/CDE6wpOnUjM/

 

Potenciar el servicio de pick-up

Pero la pandemia ha catalizado algunos cambios profundos que ya se estaban produciendo y que amenazan seriamente la rentabilidad del sector de centros comerciales. El más importante es el incremento de los hábitos de compra on-line. Las cifras de este tipo de comercio se han disparado con la pandemia. Muchos consumidores aún no sienten confianza para volver a salir a la calle para comprar. Para romper esta barrera, sobre todo en Estados Unidos -pero la idea ha llegado también a países como la India- , marcas que no lo habían hecho antes han empezado a implementar el servicio de recogida en los parkings de los centros comerciales. La gente compra on-line y lo recoge en cuestión de minutos en el aparcamiento del mall más cercano a su vivienda. No es la panacea, pero ha aliviado las cuentas de resultados.

https://www.instagram.com/p/CElt673pmtj/

 

‘Streaming’ y experiencias únicas

Pero, según la prestigiosa consultora Mckinsey, para sobrevivir las tiendas tendrán que reinventarse. El futuro pasa por una mezcla de compra on-line y experiencias únicas off-line. El streaming desde la tienda para potenciar la venta on-line ya es un ejemplo de lo que nos espera a la vuelta de la esquina.

https://www.instagram.com/p/CEkRUHRJsAO/

 

Todos estos cambios a buen seguro que repercutirán en el diseño de los espacios y materiales de los nuevos centros comerciales que se construyan en los próximos años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies