El necroturismo está de moda. Los cementerios ya forman parte de los circuitos turísticos y culturales, como una muestra más de la cultura, la historia y el patrimonio arquitectónico de un país. Hoy nos vamos de viaje alrededor del mundo por algunos que no te deberías perder.

Museos al aire libre

Cementerio Père-Lachaise de París

Imposible no comenzar por el cementerio más famoso del mundo, el mayor de París y uno de los más visitados. Construido a principios del XIX, pasear por él es hacer un recorrido por todos los estilos del arte funerario.

Cementerio Monumental de Milán

Considerado un auténtico museo al aire libre, las galerías de su “Salón de la Fama” o Famedio, mausoleos y tumbas acogen obras de alto valor artístico.

Cementerios militares

Normandía, Francia

En los 27 cementerios militares de la región de Normandía reposan más de 100.000 soldados de diversas nacionalidades caídos durante el desembarco que supuso el comienzo del fin de la II Guerra Mundial.

Arlington, Estados Unidos

La mayor necrópolis militar del mundo alberga más de 320.000 tumbas de soldados estadounidenses. Una interminable sucesión de lápidas blancas entre las que también encontramos el panteón de la familia Kennedy.

Arquitectura funeraria contemporánea

Crematorio Hofheide, Bélgica, RCR Architectes

Los ganadores del premio Pritzker 2018 son los autores de este moderno crematorio belga, tan perfectamente integrado en su entorno que parece surgir de la propia tierra.

Cementerio de San Cataldo, Italia, Aldo Rossi

También llamada “La casa de los muertos”, es una de las obras más representativas de este destacado arquitecto italiano. Se trata de uno de los mejores ejemplos de su arquitectura metafísica, con la que consigue que el visitante se enfrente a la idea de la muerte.

Cementerios en plena naturaleza

Okuno-in, Japón

El monte Koya acoge uno de los mayores cementerios del mundo pero, según las creencias de la escuela budista shingon, en las 200.000 tumbas de Okunoin no hay muertos sino sólo espíritus a la espera.

Tana Toraja, Indonesia

En la región indonesia de Tana Toraja los funerales son grandes celebraciones que reúnen a toda la aldea. Para el enterramiento eligen cuevas o agujeros excavados en la roca de las laderas, que recuerdan a los cementerios colgantes de zonas de Filipinas y China.

Cementerios en tecnicolor

Sapanta, Rumanía

En el conocido como “cementerio alegre” de Sapanta domina el azul eléctrico y las lápidas recogen escenas multicolores representativas de la vida o muerte del difunto, junto con rimas satíricas.

Chichicastenango, Guatemala

Los panteones de colores de esta ciudad guatemalteca siguen unos códigos para honrar la memoria de los muertos: el blanco a los padres, el turquesa a las madres, el rosado a las niñas, el celeste a los niños y el amarillo a los abuelos. O, tal vez, tan solo eligen el color favorito del difunto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies