En esta semana se ha registrado una lluvia de meteoritos en el Salone del Mobile de Milán, despertando la curiosidad por los materiales de los que están hechos. Nos adentramos en la parte más creativa del universo Astral Bodies, una de las exposiciones más evocadoras de la edición de 2019.

Ocurre con mayor normalidad de la que pensamos, y es que casi cien meteroritos caen en la Tierra cada año. No suponen ningún Armagedón, más bien, ofrecen una posibilidad única de acercarnos a los materiales que conforman nuestra galaxia, descubriéndonos así nuevas conjugaciones químicas y físicas para aplicar en decoración e interiorismo.

Esta es la premisa de Astral Bodies, la manera en la que Finsa presenta las posibilidades de una de sus soluciones en madera técnica en el Salone del Mobile de Milán. Lo hace a través de la interpretación de dos colaboradores, ENORME Studio y Vitamin, y su particular lluvia de ideas artesana… ¿Iniciamos este viaje astral al mundo de la creatividad?

E=mc2 (Una exposición que equivale a mucha creatividad al cuadrado)

Como el método científico dicta, lo primero es la observación: “La idea vino sola a partir de la plasticidad del propio material, Fibracolour” explican desde ENORME Studio. Fibracolour tiene la misma composición y núcleo, “por lo que rápidamente vimos que podía generar volúmenes, y de ahí surgió una piedra preciosa que, esculpiéndose, acabó siendo un meteorito”, detallan.

Tras analizar el meteorito caído en la Tierra, se investiga si contiene nuevos elementos químicos no registrados en la tabla periódica, y cómo estos elementos interactúan con nuestro mundo. “Nos llamó la atención la habitabilidad de los meteoritos”, afirman desde ENORME Studio, “cómo, gracias a un trabajo artesano y evocación, Fibracolour se convierte en una mesa, un banco… y es que los meteoritos están en un punto del diseño en el que precisan la mirada de espectadores imaginativos para tomar estas formas”, sintetizan.

La ciencia vivida en arte

¿Te imaginas cómo se vive una lluvia de meteoritos? La ciencia y la tecnología permiten esta vivencia, y para ello intervino Vitamin, estudio especializado en la creación de experiencias inmersivas e interactivas. “Un meteorito implica movimiento y vida, dos elementos que resultaban indispensables en la concepción creativa de Astral Bodies”, declaran desde el estudio.

La sensación de cuerpos astrales, con sus destellos y sus halos de luz, se consiguió mediante la puesta en escena de 35 tubos colgados del techo del espacio donde se exponen. El viaje astral termina con una explosión de luz que recrea la entrada en la atmósfera y el posterior impacto en la Tierra que se expande por todo el habitáculo en forma de un espectáculo luminoso.

Como un meteorito por sí mismo no genera lluvia, sino que este concepto reside en la multitud, Vitamin ideó una propuesta de proyección sobre uno de los cuerpos de mayor tamaño que reaccionase generando audiovisuales cuantas más personas estuviesen a su alrededor.

Movimiento, luz e interacción, en definitiva, para generar una exposición que no queda estática, sino que gracias a la intervención de factores tecnológicos se encuentra en permanente movimiento.

Si Milán te cuadra a desmano, compartimos este vídeo para que experimentes estos conceptos creativos con tus propios ojos:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies