No se ve, pero la luz es, quizá, uno de los  elementos más importantes en interiorismo. La iluminación juega con nuestras percepciones, crea sensaciones y experiencias únicas y puede cambiar por completo un diseño.

“La luz tiene esa capacidad de crear atmósferas mucho más allá de un mobiliario o un accesorio; recrea sensaciones y experiencias únicas”. Cathy Figueiredo, socia del estudio WannaOne, tiene claro que “la luz es parte integral del interiorismo y se tiene que trabajar desde el inicio de un proyecto”. Si no se ha trabajado correctamente se percibe en seguida. Y es que podemos encontrarnos ante el espacio más bonito del mundo, pero si no se ha dedicado el tiempo suficiente a estudiar y diseñar su iluminación nuestra experiencia como usuario no será satisfactoria.

Para proyectar un espacio es fundamental definir la experiencia que queremos crear. Una luz tenue e indirecta crea un espacio más íntimo que invita a la relajación; mientras que una luz blanca y directa activa nuestro cerebro y nos permite ver detalles más pequeños. “En nuestro caso, elegimos un tipo de luz u otra dependiendo del concepto creativo en el que estamos trabajando y la estancia de que se trata. Todos y cada uno de los elementos que incorporamos en nuestros espacios responden a una funcionalidad y la esencia del propio proyecto” y la iluminación es un elemento más.

Uno de los escenario lumínicos de Cuando el deseo se ilumina. Foto: WannaOne

Como iluminar tu hogar… y tu deseo

Uno de los últimos proyectos de WannaOne reflexiona sobre el papel que juega la iluminación en nuestros momentos de intimidad. En Cuando el deseo se ilumina los participantes eligen entre cinco escenarios lumínicos diferentes para el “cuerpo a cuerpo”.  Si mundo se divide entre quienes lo hacen a oscuras y quienes lo hacen con luz, los resultados han desvelado que preferimos la luz, y los escenarios han inspirado a los visitantes casi por igual, “lo que abre un terreno de creación para los proyectistas lumínicos muy grande”, apuntan.

De aquí surge la pregunta clave: ¿Damos a la iluminación de nuestros hogares la importancia que merece? Cathy Figuiredo afirma que cada vez los iluminamos mejor. Algunas de las claves para iluminar bien nuestros hogares son: usar una temperatura de luz cálida en los espacios comunes; mezclar luces directas con luces indirectas para crear ambientes diferentes; o usar tiras LED en los armarios, un truco económico que en la vida cotidiana se agradece muchísimo. “La luz es un componente personal, al igual que los muebles. Podemos dar consejos generales, pero, al final, no vivimos los espacios de la misma manera y cada casa debe ser el fiel reflejo de los deseos de sus dueños”, aclara.

The Artpartment. Foto: WannaOne

Dependiendo de esa experiencia que se quiera crear se utilizarán unas luminarias u otras. Estas pueden ser técnicas, con un diseño al servicio de su funcionalidad, pero también pueden tener un papel decorativo. Es el caso de las lámparas escultóricas, una tendencia actual en iluminación, como las que produce Arturo Álvarez en su taller.

Cómo iluminar un espacio comercial

Entre los proyectos de WannaOne llama la atención el premiado Lock & Be Free, la primera red de consignas urbanas española, donde a través de la combinación de colores y materiales actuales con un potente juego de luminarias han rejuvenecido la imagen “casposa” de las taquillas de toda la vida, provocando una sensación de frescura y energía positiva.

La luz intensa aporta energía y frescura a las taquillas de Lock and Be Free. Foto: WannaOne

Según el diseñador de interiores Iván Cotado, “la iluminación es el arma más económica e influyente con la que podemos intervenir en el subconsciente de las personas que visitan un espacio comercial”, modificando su actitud ante una compra. La clave está en iluminar adecuadamente los productos para que el comprador pueda evaluarlos, pero al mismo tiempo  dirigirlo hacia los productos que interesa promocionar, creando un estado de ánimo adecuado para la compra. Fácil, ¿no?

La importancia de la iluminación en restaurantes

Xema Varela, del estudio de interiorismo Nanube, señala que el interiorismo en un restaurante se basa en lograr una atmósfera que atraiga psicológicamente al comensal, sin que este sepa racionalizar los motivos. En la creación de esa atmósfera es fundamental un elemento intangible: la luz.

Para Michela Mezzavilla, diseñadora de iluminación, “el arte de iluminar un restaurante está a medio camino entre una puesta en escena teatral y un espectáculo de magia”. El diseño de iluminación del espacio deja una impresión en los comensales: “Cuando funciona, los clientes no piensan conscientemente en ello, pero se sienten bien y vuelven a repetir la experiencia. Cuando no funciona, no regresarán, y tal vez ni siquiera entiendan por qué”.

La iluminación en espacios de trabajo

La tendencia actual en espacios de trabajo camina hacia espacios abiertos de carácter compartido. Es el caso del coworking Knowhere, un proyecto de WannaOne donde los cálculos luminosos han sido fundamentales para garantizar la mejor iluminación posible para los coworkers. “Trabajar en un espacio muchas horas y delante de la pantalla de ordenador genera mucho cansancio visual, y a través de una buena iluminación se garantiza que el usuario pueda trabajar jornadas intensivas, y a veces extensivas, sin forzar la vista”, explica Cathy Figueiredo, para quien “en este caso la luz se aborda más desde una perspectiva de salud que a nivel decorativo”. Tras dos años de actividad y con los comentarios positivos recibidos de los coworkers, el cliente está convencido de que una de las partidas presupuestarias mejor invertidas en el proyecto ha sido la destinada a iluminación.

En un espacio de trabajo la luz se aborda desde una perspectiva de salud. Foto: WannaOne

Mamá, quiero ser proyectista lumínico

El buen uso de la luz está ganando terreno en los hogares y los proyectos de retail y contract también a través de los proyectistas lumínicos. Es una especialidad en auge, como demuestran los cada vez más frecuentes estudios independientes dedicados al diseño de iluminación. Se agrupan en asociaciones como la IALD, de carácter internacional, o la APDI española, que buscan el fomento de la profesión y la excelencia en el diseño de iluminación, así como el reconocimiento del papel fundamental que la luz juega en nuestras vidas, en nuestras casas y en nuestras ciudades.

Este 8 de  se ha dado un nuevo paso en la difusión de la profesión con el lanzamiento de la plataforma digital Women in Lighting, a través de la que las mujeres que trabajan en la industria de la iluminación arquitectónica promueven su trabajo.

Luces que transforman ciudades

Más allá de la iluminación de interiores o exteriores, el trabajo de proyectista lumínico tiene otra faceta más espectacular: las proyecciones lumínicas creativas que salen a la calle y transforman la cara de las ciudades. Encontramos ejemplos por todo el mundo, como el Festival de las Luces de LyonLlum BCN, el Signal Festival de Praga o las iluminaciones invernales en Japón.

Si te interesa continuar profundizando en este tema, te recomendamos la lectura de Iluminación en interiorismo (Blume, 2012). El diseñador de iluminación Malcom Innes explora libro las capacidades estéticas y emocionales de la luz en este libro, donde podemos encontrar los aspectos más prácticos, pero también trabajos concretos de diseñadores e interioristas que muestran qué hay que iluminar y cómo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies